Consejos al comprar una computadora de segunda mano

A estas alturas del desarrollo de la tecnología, una computadora se ha vuelto un elemento necesario para todo el mundo, desde el empresario que la necesita para su trabajo, hasta el estudiante que vive lejos de su casa y quiere estar comunicado con su familia todo el tiempo. Por eso, el mercado de los ordenadores portátiles o de escritorio de segunda mano está lleno de buenas oportunidades que podemos aprovechar si somos cuidadosos y seguimos los siguientes consejos.

Por ejemplo, una cuestión que resulta fundamental cuando vamos a comprar una computadora usada portátil es revisar su autonomía. Todos sabemos que de por sí las no son tecnología avanzada en este aspecto, y si encima estamos en presencia de una de segunda mano, podemos vernos obligados a ir con su cargador a todas partes. Una prueba en casa del vendedor puede ahorrarnos problemas futuros.

Computadoras usadas 1

El aspecto exterior también es clave en este tipo de situaciones. Tenemos que estar atentos al modelo, para saber cuáles son sus dimensiones, el tamaño de su pantalla y también el peso, sobre todo en el caso de las portátiles si es que piensas estar llevándola de un lado a otro. Para entender mejor lo que te decimos puedes ver computadoras aquí a modo de ejemplo.

Si todos los elementos anteriores nos cuadran, el siguiente paso será prestar atención a su potencia, la cual se encuentra determinada por el procesador y la memoria RAM que vengan incluidos en el CPU. Un buen detalle es que si queremos una definición gráfica de primer nivel, o somos amantes de los videojuegos, tendremos que ser especialmente exigentes con este apartado.

Computadoras usadas 2

Aprovechando todos los aspectos técnicos anteriores que probablemente desconocías o no tenías en cuenta, luego existen pequeños trucos relacionados con las plataformas donde se venden estas portátiles o de sobremesa en la web, como el revisar la reputación del vendedor, las opiniones de otras personas que han interactuado con él, o por qué no si alguien ofrece el mismo producto por un precio más bajo.

Deja un comentario*

Podrás enviar un comentario en esta entrada con tu cuenta en Facebook, Yahoo, AOL y Hotmail.