Nochevieja

La , como es llamada en países hispanohablantes, es la última noche del año en el calendario, comprendiendo la fecha del 31 de Diciembre hasta el 1 de Enero del año nuevo que comienza.

Wikipedia.- Tradiciones en Nochevieja

Son innumerables las tradiciones y las supersticiones que se manifiestan por todo el mundo en relación a esa noche. La costumbre más extendida es brindar con cava o champagne tras las 12 campanadas.

Argentina
En Argentina, a las cero horas del día primero de enero se brinda con champagne, deseándose un feliz año nuevo, con la familia frente a una buena mesa repleta de platos. En los siguientes minutos, fundamentalmente en los barrios, se suele salir a la puerta de la calle para compartir pirotecnia y brindar con los vecinos. En las siguientes horas pasadas las 00:00 es muy común acudir a las zonas de discotecas o bares o a fiestas privadas. Muchas familias descendientes de españoles siguen la tradición de las doce uvas, muy extendida sobre todo en Buenos Aires. En La Plata es tradición concurrir a la “quema de los muñecos” . Se suele decir que el Año Nuevo en la Republica Argentina es la mejor fiesta del Mundo entero.

Chile
En Chile algunas personas han adoptado la tradición de comer lentejas en el momento de la medianoche y en ciertos lugares, cuando comienzan los fuegos artificiales, agitar y luego abrir la champaña junto a los familiares.

Aunque parte de la población las practica, las tradiciones más comunes son:

* Usar ropa interior amarilla en esa noche para atraer pareja en el año.
* Dar vuelta a la manzana (alrededor de la manzana del barrio donde se vive) con una maleta para viajar en el año.
* La primera persona que se debe abrazar en medianoche, debe ser del sexo opuesto para tener suerte en el amor.
* Recibir el año nuevo con dinero dentro de los zapatos: trae prosperidad económica.
* A las 12 de la noche, se meten las manos a una fuente con azúcar, luego se lavan con champaña, para tener dinero.
* Poner un anillo de oro en la copa de champaña con la que se hará el brindis: para tener dinero.
* La Quema de Monos, que consiste en que durante la medianoche del cambio de año se quema un monigote realizado con materiales de desecho, principalmente de papel y ropa vieja. La costumbre ocurre particularmente en las regiones del norte de Chile, desde Arica hasta La Serena.

Colombia
Es una fiesta tradicional que se procura celebrar en familia. Regularmente las familias reunidas esperan al son de la música, el aviso en la radio de que el año ha terminado. En la Costa Caribe es muy común escuchar la versión vallenata de “Faltan Cinco pa’ las doce”, la canción “Año Nuevo” de la “Billo’s Caracas Boys” y en todo el país el considerado himno popular de la fecha “El Año Viejo” del colombiano Crescencio Salcedo. Al llegar las doce, la familia se saluda, dándose buenos deseos y luego van a las calles para saludar a vecinos y amigos. Ya sea antes o después de los saludos, cada persona come doce uvas teniendo en mente doce metas para el año que llega. Posteriormente, algunas personas agarran maletas y se pasean por la calle con ellas, como superstición para que el año que llega se viaje mucho, así mismo, es usual vestir ropa interior de color amarillo para atraer la buena suerte. También existe la costumbre, sobre todo en los barrios populares y de clase media, de elaborar y quemar el “Año viejo” o un muñeco de trapo al que se le incorporaban cohetes y otros artefactos con base de pólvora que han sido prohibidos para evitar accidentes. La víspera de año nuevo es una de las fiestas más importantes del país, evoca un tiempo festivo y alegre en el cual las familias y amistades estrechan sus vínculos.

Ecuador y Perú
En Perú, a diferencia de España, la ropa interior a llevar debe ser de color amarillo y del revés. Es común igualmente la elaboración de muñecos o monigotes que representan el año viejo. Estos monigotes son quemados y esta celebración suele estar acompañada de fuegos artificiales (los populares “castillos”, estructuras de madera o “caña” llenos de artefactos pirotécnicos. En Ecuador, cuando llega la medianoche, al igual que en el Perú, se acostumbra quemar un monigote que representa el año que termina o Año Viejo y se lee su testamento. Además existen muchas costumbres más en Ecuador como colocarse un billete de alta denominación en el zapato derecho para tener dinero, romper la copa de champan después de haber brindado a las 12:00 de la noche, usar ropa interior de color rojo si se quiere suerte en el amor y saltar doce veces el monigote o año viejo, una por cada mes del año para despedir bien el año que se va. Es muy común durante el 31 de diciembre que los hombres se disfracen de “viudas” del año que termina y pidan dinero en las calles a los autos que pasan.

Muchas familias, además, parten de viaje de vacaciones en esa fecha.

España
En España la tradición de Nochevieja más extendida es la de las doce uvas, que aunque se piensa que tuvo sus orígenes en Elche, en 1909, año en el que unos viticultores de la región del Baix Vinalopó la iniciaron para dar salida a un excedente de cosecha, realmente está documentada al menos desde diciembre de 1897.[4] Consiste en comerse una uva cada campanada que da el reloj de la Puerta del Sol a las 12 de la noche el día 31 de diciembre.

Se dice que quien no coma las 12 uvas antes de que terminen las campanadas tendrá un año de mala suerte.

De unos años a esta parte, se ha puesto también de moda llevar ropa interior roja: bragas, calzoncillos, una liga, etc.

Cada ciudad de España tiene un lugar particular para recibir el Año Nuevo. El más conocido e importante es la Puerta del Sol en Madrid. Allí se reúnen miles de personas frente a un reloj centenario. Después de las 12 campanadas ya en el año nuevo es muy común felicitarse el año con todos los familiares de la cena y llamar a todos los que están fuera. Después se brinda con champán, cava o sidra.

Este evento se retransmite en directo por la televisión. Los españoles desde sus casas esperan el momento de la primera campanada para comer las doce uvas, 36 segundos antes de la medianoche. Se come una uva cada tres segundos, una por cada campanada. Previamente, antes de las campanadas, baja una bola metálica del reloj y suenan cuatro cuartos (que algunas personas confunden con el inicio de las campanadas).

En la Nochevieja de 1989, la locutora de Televisión Española Marisa Naranjo se equivocó y anunció como cuartos lo que en realidad ya eran las campanadas. De esta forma, involuntariamente, dejó a muchos los españoles sin poder tomar las uvas. Al día siguiente, la noticia apareció en todos los medios de comunicación. Hoy en día, aún se recuerda ese famoso gazapo televisivo.[5]

Además de las campanadas y de las doce uvas, es muy típico en muchos municipios de España, la recepción del Año Nuevo mediante el encendido de grandes hogueras.

También en la ciudad de Coín (Málaga), Pamplona y en Nájera (La Rioja) existe una costumbre que ya va siendo tradición de disfrazarse en esta fecha, pudiendo ver el casco antiguo lleno de personas disfrazadas poco después de las campanadas.

Italia
Las lentejas de Año Nuevo
Los italianos llaman «Notte di Capodanno» a la última noche del año. Lo más habitual es ir a una fiesta en alguna discoteca o quedarse en casa con un grupo de amigos o familiares. Pero antes de salir a celebrar el Año Nuevo no puede faltar el típico plato de lentejas durante la cena.

Talismanes de la suerte
Otra costumbre en Vísperas de Año Nuevo muy arraigada es regalar a las mujeres lencería de color rojo para que tengan suerte el año siguiente. En Roma y Nápoles, al llegar las doce de la noche, tiran los trastos viejos para comenzar el nuevo año con buen pie. La tradición dice que se deben tirar los trastos (que a veces son muebles enteros) por la ventana justo después de las doce, pero ahora está prohibido.

México
En México también se acostumbra comer las doce uvas por cada campanada, servidas normalmente en una copa de sidra. Tradicionalmente se sintoniza la radio XEQK en la estación 1350 de AM de la Hora Exacta donde el señor Ríos Castañeda lleva años anunciando las doce campanadas. Algunos sintonizan las Televisión donde en varios canales dan seguimiento a la hora de brindar, beber las uvas y aparte transmiten los festejos simultáneos en otros estados de la República y hasta en otros países.

En últimos años ha cobrado popularidad entre la gente, el emplear la ropa interior de color rojo para atraer el amor y ropa interior amarilla para atraer el dinero. Hay quienes salen con una maleta a la puerta de la casa dando una pequeña vuelta, para que en el transcurso del año siguiente pueda salir de viaje.

La cena de vísperas de año nuevo es muy variada, desde Pavo al Horno, Romeritos (en la Ciudad de México), Bacalao, Pierna y Ensalada de Manzana.

Después de la cena es costumbre que salga uno a la calle a encender algunas luces o prender fuegos pirotécnicos (llamados comúnmente “cohetes”), y luego ir a festejar con los amigos a alguna discoteca o casa.

Venezuela
En Venezuela también es tradición comer las doce uvas. Igualmente, se conserva la tradición de usar prendas a estrenar con ropa interior de color rojo para atraer el amor y amarillos para la buena suerte, un dólar en la mano para la abundancia y también salir a la puerta de la casa o pasear por la urbanización con una maleta para augurar buenos viajes en el año nuevo. Todo esto, durante las doce campanadas que se suelen escuchar por radio o en las iglesias y justo antes de El cañonazo y el himno nacional. Al igual, se oyen las típicas canciones “El Año Viejo” de Crescencio Salcedo y popularizado por Tony Camargo, “Faltan cinco pa’ las Doce” de Néstor Zavarce y “Año Nuevo” por la banda venezolana Billo’s Caracas Boys, acompañadas por el poema de Andrés Eloy Blanco “Las Uvas del Tiempo”. Todas en la popular Radio Rumbos segundos antes de las campanadas y los fuegos artificiales. Un brindis con champaña no puede faltar y algunos, con un anillo de oro dentro de la copa. También está la cena familiar en una mesa abundante de alimentos, principalmente una sopa de lentejas para traer abundancia, las cocidas hallacas, ensalada de gallina, entre otras, así como salir a desear el “feliz año” a los amigos y vecinos, y entre los más jóvenes, luego de los rituales familiares, salir a bailar en discotecas.

La llegada de “las 12″ o el año nuevo, en Venezuela, principalmente en el centro del país, es llamada también “El Cañonazo” dado que antiguamente la llegada del 1 de enero era anunciada por el sonido de uno de los cañones del cuartel San Carlos, sonido que invadía la antigua Caracas anunciando a sus ciudadanos la llegada de un nuevo año.

Algunas personas suelen hacer un muñeco con trapos viejos, pólvora y gasolina (representando el año que concluye) que lo encienden a las 12 de la medianoche en lo que se llama la quema del Año Viejo. Con ello se pretenden borrar los malos recuerdos dejados por el año viejo para recibir con alegría el año nuevo.

Deja un comentario*

Podrás enviar un comentario en esta entrada con tu cuenta en Facebook, Yahoo, AOL y Hotmail.