Trucos para una siesta perfecta

Dormir una perfecta es el anhelo de todos los trabajadores que se despiertan temprano, y por eso vamos a repasar algunos de los elementos que debemos considerar para aprovechar este pequeño tiempo luego del almuerzo para rendir más el resto del día.

Siesta

Lo primero es lo primero, y por eso no podemos dejar de recomendar la necesidad que existe de que haya un silencio absoluto en el sitio en el que dormimos la siesta. Además, lo ideal es que la siesta se lleve a cabo estando nosotros recostados en una cama o sillón, y no sentados en una silla.

En la medida en la que sea posible, la siesta debe realizarse después del almuerzo, lo más temprano posible, sin que se extienda hasta las seis de la tarde. Si tienes cosas que hacer, lo mejor es realizar una lista de tareas pendientes para cuando te levantes, y así poder apagar el móvil y descansar de verdad.

Deja un comentario*

Podrás enviar un comentario en esta entrada con tu cuenta en Facebook, Yahoo, AOL y Hotmail.